lunes, 25 de agosto de 2008

Carta de aquel que no llegó a ser uno de sus fantasmas.

Hace ya tiempo que no se de usted, ni de su vida, no se si cambio de ciudad, si cambio su número de telefono, si ya no usa su correo, yo ya no sé, por que usted solo ya no esta, lo unico que queda es una ventana que ocasionalmente muestra una pequeña y significativa parte de su vida, de su sentir.

Siempre pense en entablar una amistad firme con usted, duradara, verdaera, ralmente mágica, quise que entrara en mi vida, quise compartir con usted mis pensamientos, mis sentimientos, mas cada día con desaliento me daba cuenta que a cada paso que yo me acercaba a su corazón, usted retrocedia dos o tres.

Trsitemente me hizo ver que no fui sino un libro que le intereso por la contraportada y que no se atrevia a leer, por que cuando vio la portada lo juzgó, le puso una etiqueta, le aterró que lo vieran leyendo aquellas calamidades escondidas en esas letras prohibidas, y le asusto tanto que dejo caer el libro al suelo y se fue corriendo.

Lo que usted no sabe o si sabe y quiere ignorar, es que se perdió todas las maravillosas, felices, dolorosas y extraordinarias historias que estaban escritas ahi dentro, tiro al suelo "la magia de la vida, el aliento que falta... la sonrisa que se queda" , tiro al suelo los frijoles mágicos, el espejo que la bella le regaló a la bestia.

Y verá, lo cierto es que este libro si queria ser leido, queria escucharle contrar sus historias con la voz aquella que algun dia usted le regaló, lo real es que a este libro que quería ser leido seguramente alguien mas lo leerá, alguien mas apreciara su valor, pero lo realmente triste es que uste jamas conocerá la mágia de estas historias, la vida de este dragón, ni su principio... ni su final, usted se negó la oportunidad de conocerme, usted no fue valiente, usted nunca sabra lo que se perdió.

3 comentarios:

The bleeder dijo...

Leer es discriminar, es imposible leer todo lo que está a nuestro alcance, a veces la potada, la letra o el tema sirven para elegir, y esa, como cualquier otra elección nos priva de ciertos mundos y nos abre la puerta a otros.

A veces esos mundos están ávidos por ser descubiertos, y al sentir las primeras huellas de algún explorador se aguzan sus sentidos y se preparan a ser la mejor de las tierras para ser habitadas. Sin embargo, debemos aprender a respetar los deseos y sueños del explorador, porque la mayoría de las veces no dejan esos nuevos territorios porque les desagraden, sino porque no son lo que buscan.

La vida es una coincidencia, es el llegar, y estar en la misma frecuencia, espera que llegará el que se sincronice contigo, espera y no olvides que tu también puedes ser un explorador.

Nor dijo...

Wow, es fuerte eso que escribes.

Trate de contactarte, pero, no he podido. Deje alguna nota, pero, no estoy seguro de que la hayas leido.

Sabes, en algo tienes razón, y considero valida una disculpa.

No lo preguntas, pero, todos tenemos nuestros motivos. Ahora alcanzo a ver que no he estado bien, que me encerré por mucho tiempo en una coraza, y eso desconcertó a gente que trato de acercarse de forma sincera ( y no tan sincera, quiero creer). Una vez mas pagaron justos por pecadores.

Ahora me siento mejor, me siento con fuerza para salir de la coraza. Ahora puedo ver que estaba encerrado en mi, y que eso me protegio de algunas amenazas (no me preguntes si fueron reales o imaginadas), a fin de cuentas, el resultado no cambia.

Aún recibo comentarios acerca del desconcierto que causo mi encierro.

Si del algo sirve, lo lamento. Mi intención nunca fué la de causar mal estar. Se que eso conseguí, pero no lo pretendí jamás.

No es la mejor forma, tal vez podrá parecer absurdo, pero, lo que puedo decir es que, tal vez aún no es tarde para apostarle a la amistad. Las cosa ya no pueden ser lo que eran, eso es cierto.

Pero, tal vez las cosas pueden ser mejores de lo que en un momento amargo nos parece serán.

Tal vez sea demasiado tarde, pero por lo menos lo quiero intentar.

Si tomó un año el poder comentar que también te gusta "Una mosca zumbando al sol", tal vez nuestra complicidad no se pueda medir con los parámetros de tiempo que normalmente empleamos, tal vez nuestra amistad dure mucho mas, y, bajo esos parámetros, este impace solo se verá como un pequeño paréntesis, que, entre amigos, a veces se dan.

Y como toda complicidad, solo funcionará mientras las dos partes así lo quieran.

Pero cuentame, ¿Crees que podemos retomar la amistad?

Yo si lo quiero intentar......

Dídac at dídac dijo...

somos muertos fingiendo vivir