martes, 19 de agosto de 2008

Debí caer de la nube para conocer el suelo.

Debí haber tomado su mano, debí escuchar lo que su alma en forma de voces torpes y silencios largos quiso decir, debí hablar menos y no callar tanto.


¿Cómo encuentras el punto exacto? Si seguir siendo implica dejar de ser para comenzar a serlo, y en cualquier mínimo tropiezo uno se puede caer en el intento y quedarse siendo, solo… sien - do.


Debí seguir caminando, debí detenerme, bajar la marcha, alimentar al alma de vez en cuando para variar, debí haberme encontrado solo aquella noche porque no me percaté de mi presencia.


Quise montar una nube y me caí de golpe al suelo, sabía que dolería pero no quise creerlo, es simplemente que no quería dejar de hacerlo, no quería abandonar mi sueño... debí caer de la nube para conocer el suelo.


Hice lo que debía de hacer, camine por donde quise caminar, he volado donde he querido, toque el cielo y volveré a hacerlo para que no extrañe mis dedos y si algún día decido no caminar mas, no volar mas, o cambiar solamente la dirección, entonces seguramente será porque debí sentirlo así correcto.

2 comentarios:

ipatoni dijo...

wow
esto me ha llegado en el momento justo en que debia leerlo
no se si sea el texto o lo que me pasa n estos momentos, solo se que debo agradecerle a tu inspiracion el haber escrito eso, eso muy reconfortante,

en fin

nos vemos muy pronto

te kiero

besos

ciao

meli dijo...

awwwwwwwww


nice!